Javier Altamirano sigue en recuperación en Argentina (Foto: @EdelpOficial)

Javier Altamirano protagonizó uno de los episodios más dramáticos en una cancha de fútbol. El volante de La Roja y de Estudiantes de La Plata cayó desplomado en el gramado del Estadio Uno en el duelo ante Boca Juniors. En el minuto 27, el formado en Huachipato tuvo una crisis convulsiva.

Con el paso de los días, el cuerpo médico de Estudiantes en Argentina determinó que Javier Altamirano tuvo una trombosis del seno longitudinal superior en el cerebro y que ahora empezó a evolucionar de forma favorable y con buena respuesta inicial al tratamiento.

El futbolista fue derivado al Instituto Fleni, que es de alta complejidad, y donde esperan que el chileno vaya en evolución. En la tribuna del recinto deportivo estaba el médico Marcelo Busquets, quien vio en el terreno de juego la situación del ex acerero y él también dio su parecer sobre qué pudo haber ocurrido con Javier Altamirano.

«El seno es un lugar por donde pasa la sangre venosa, en la parte superior del cráneo. Por algún motivo la sangre no ha circulado y ahí se ha formado ese trombo (…) Este tipo de situaciones pueden partir de un golpe como también no tener ese origen. Por eso lo siguen evaluando», explicó el galeno a Infobae.

Javier Altamirano -al centro- está en recuperación de su trombosis en Argentina (Foto: @EdelPOficial)

En ese sentido, el doctor Busquets también aclaró que hubo situaciones «buenas» dentro de lo grave que pasó con Altamirano como que «en la tomografía no salió una lesión o algún sangrado».

Incluso, el profesional de la salud en Argentina también detalló otros motivos que podrían haber afectado a Altamirano durante las últimas horas como «razones metabólicas, calor, pérdida de sodio, potasio, desgaste físico, consumo de glucosa».

Síguenos en el Instagram de Sabes Deportes para más información.